viernes, 16 de diciembre de 2011

cap. 6 una cancion... un ida

capitulo 6 una cancion... una partida. Una noche en tu cama.

A la mañana siguiente no pude ir a ver a Tom. Me preguntaría sobre el golpe y no sabría que contestar, decidí dejarlo así y decirle que no podía salir.

Esa noche me quede sola en casa. Me metí en la ducha y me senté en el tibio piso dejando que el agua cayera sobre mi como la lluvia tibia lo hacia de vez en cuando. Llore un buen rato no sabia el porque. El cariñó por Tom empezaba a desaparecer y Bill comenzaba a asustarme. Sali de la ducha y solo me puse la ropa interior, tome un cuaderno y comencé a escribir.

Escribí una tonta canción de amor. No deje de cantarla durante la noche, me acosté y llame a Tom.

-Hola-

-Hola- me respondió una voz adormilada

-Lo siento te desperté-

-Olvídalo, me alegra que me llamaras, te extraño-

-Igual yo, no podía dormir-

Se rio y sin pensarlo mas comencé a cantar.

-Na, na, na- imitaba el sonido de la guitarra.

Luego el tiempo, aquel momento
en que mi mundo se paraba entre tus labios.
solo para revivir,
derretirme una vez mas mirando tus ojos negros.
tengo ganas de ser aire,
y me respires para siempre;
pues no tengo nada que perder.
Todo el tiempo estoy pensando en ti,
en el brillo del sol, en un rincón del cielo.
todo el tiempo estoy pensando en ti,
en el eco del mar que retumba en tus ojos, soñé
Solo para revivir,
derretirme una vez mas mirando tus ojos negros.
tengo ganas de ser aire,
y me respires para siempre;
pues no tengo nada que perder.
Todo el tiempo estoy pensando en ti,
en el brillo del sol, en un rincón del cielo.
todo el tiempo estoy pensando en ti,
en el eco del mar que retumba en tus ojos.
Todo el tiempo estoy pensando en ti,
en un brillo del sol, y una mirada tuya, soñe
Si te soñe, y te soñe y te soñe una vez mas...
si te soñe, y te soñe y te soñe una vez mas...

Me sentía enamorada, me inundo el calor y el corazón se aceleraba con fuerza.

-No me dijiste que eras cantante-

-chistoso-

-Estuvo hermosa. ¿Cuándo nos podemos ver?

-No lo se. Tal vez mañana-

-De acuerdo nos vemos mañana-

Colgué el teléfono y me hundí en la almohada. Al amanecer Bill estaba con los brazos recargados en la orilla de la cama y su rostro reposado en ellos. Me miraba con ternura y sonreía.

-Todo el tiempo estoy pensado en ti. En el brillo del sol, en un rincón del cielo-

-cállate- le dije aun adormilada.

-Es estupenda, deberías cantarla-

-No es mi estilo-

No dijo más y se levanto. Me ordeno que me alistara, iríamos al club. Era demasiado temprano para ir así que era algo raro. Me aliste rápido y salimos. Al llegar Bill me pido subir al escenario me dio un micrófono y una hoja. Era la letra que me había pedido que cantara con el.

-Vamos. La presentación es esta tarde-

-¡Estas loco!!!!. Maldito infeliz, me las vas a pagar…te odio- le grite como una niña. Se rio y subió conmigo.

No podía hacerlo. Mi voz era baja y las largas notas no podía lograrlas. Ensayamos dos horas y la maldita canción no salía.

-Que pasa Nicol, la primera vez lo hiciste bien- me grito molesto

-lo siento no puedo hacerlo- le conteste arrogante, comenzaba a molestarme

-No digas que no puedes, lo vas hacer maldita sea-

-¡Por supuesto que no, soy un asco en el canto- solté el micrófono y me dirigí a los escalones para bajar del escenario!.

-Anda vete a ensayar tus piruetas y maniobras para sacarte la ropa, porque vaya que en eso eres buena-

-Claro que soy buena, por esas piruetas y maniobras puedo vivir sin tu ¡maldita ayuda!!!. Además si no lo sabes no es tan fácil hacer esas “piruetas” yo tengo que esforzarme, tu solo cantas como los pajarito y ¡listo! Para mi trabajo se necesitan agallas-

-Por supuesto preciosa, pero no olvides que no tuviste las agallas en primer lugar para no tener que atarte a mi-

-¡Vete al carajo, Bill!!!!!-

Corrí hasta donde estaba el y le acomodo un golpe. Intento regresarlo pero Mike le sujeto. Por suerte estaba también John y me detuvo de acomodar otro golpe en el estomago del pelinegro.

-Basta- dije - cantare pero después del ensayo me dejas sola hasta la presentación-

-de acuerdo- dijo limpiando su rostro

La música sonó y comencé a cantar con todas mis fuerzas. Estaba furiosa y todo iba en la cara de Bill. Termino y quedamos frente a frente. Solté el micrófono y me fui. Sali disparada a la entrada y tome un taxi. Necesitaba desahogarme y sabía con quien.

-Quiero estar contigo ¿Dónde nos vemos?-

Nos veríamos en su departamento. Al llegar me abalance sobre el y le abrace. Me beso con desesperación y me metió casi cargando. No nos habíamos visto en poco tiempo pero para ambos parecía que habían pasado años. Sin pensarlo más me tuvo en su cama y con rapidez me saco el vestido negro, las zapatillas y la ropa interior. Igualmente le quite la camiseta enorme y los pantalones junto con lo demás. No pudimos contenernos y vacié totalmente mi energía en su cama. Luego de un par de horas el se quedo dormido, estuvimos en la habitación desde la tarde.

Al notar que se había quedado dormido sali y me mire en el espejo, me fui al baño y me duche rápido. Me puse una muda que había traído desde el departamento, una chaqueta de cuero una blusa blanca de tirantes, pantalones de mezclilla rasgados de tono oscuro y converse de bota. Le deje una nota donde escribí una hora y un canal para que me viera cantar. Además pinte en su espejo: Me estoy portando mal y me fascina!!

Salí de la casa tomando mi chaqueta y las llaves del auto. Un portazo se escucho, había partido mi plan no era volver. Una experiencia mas, una relación rota, un corazón...latiendo con la sangre hirviendo por la adrenalina pero, sin sentimiento alguno de culpa.

Conducir con el aire golpeando mi rostro, una vida nueva me espera donde no tienes lugar...no se lo que venga pero hoy no importa. Con cada kilometro va quedando atrás tu huella. Conduje hasta donde seria el evento con Bill. Salió de maravilla, me encontraba enojada con el, con la vida y con el amor. Estaba hambrienta de aventura y peligro. Había vuelto, mi sonrisa sensual el corazón enterrado de nuevo en mi cofre de los recuerdos.

Al terminar el show Bill noto las pequeñas mordías de Tom en el cuello y casi en los senos. Discutimos de nuevo pero no soporte mas que me dijera que era una cualquiera. Que el era mi dueño y yo seguiría siendo de su propiedad.

-Si me escape de casa cuando no estabas cariño, si me acosté con el. Si me enamore- lo ultimo lo dije agachando la cabeza con una lagrima en mi mejilla. Al levantar el rostro Bill tenia esa mirada extraña. Sus ojos sin brillo y una sonrisa fría. Se me acerco poco a poco y me abrazo.

-No importa nena. No importa-

Me clavo las manos en la espalda y me rasgo con fuerza. Intente separarme pero al intentarlo me jalo con fuerza hacia el mordiéndome cruelmente en el cuello hasta hacerme sangrar. Tomo con furia mi cabello y me beso cortando mis labios con su fiero beso. Se rio como loco le empuje y sali corriendo. Me persiguió por todo el camerino.

Me atrapo y me tiro en la alfombra. Me bajo los pantalones e intento bajar mis pantimedias. Una patada en su rostro fue lo que me libero. Corrí a toda velocidad por el vestíbulo del lugar entre las personas y los medios de comunicación que estaban casi por irse. El iba atrás de mí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada